Síntomas del Alzheimer

Síntomas del Alzheimer

El  síntoma más frecuente en los albores del Alzheimer es la dificultad para recordar información recién aprendida.

Igual que sucede con el resto de nuestro cuerpo, el cerebro cambia a medida que envejecemos.

La mayoría de nosotros en algún momento notaremos una capacidad de pensamiento más lenta y problemas ocasionales para recordar ciertas cosas.

 

Ver más información . . .

 

Sin embargo, la pérdida de memoria grave, la confusión y otros cambios importantes en la forma en la que funciona nuestra mente puede ser un signo de que las células del cerebro están fallando.

El síntoma temprano más común del Alzheimer es la dificultad para recordar información recién aprendida porque los cambios ocasionados por el Alzheimer generalmente comienzan en la parte del cerebro que afecta al aprendizaje.

A medida que el Alzheimer avanza en nuestro cerebro, se agravan los síntomas, entre ellos, la desorientación; cambios en el humor y el comportamiento; confusión cada vez más grave en relación con eventos, horas y lugares; sospechas infundadas sobre familiares, amigos y cuidadores profesionales; pérdida de memoria y cambios en el comportamiento más graves, y finalmente, dificultad para hablar, tragar y caminar.

 


 

Las personas con pérdida de memoria y otros signos posibles de Alzheimer pueden tener dificultad para reconocer que tienen un problema.  Los signos de demencia pueden ser más obvios para los familiares o amigos. Cualquier persona que experimente síntomas similares a los de la demencia debe visitar a un médico inmediatamente.

Evidencias:

Al principio, es posible que los únicos síntomas de la enfermedad de Alzheimer que observes sean una mayor falta de memoria o una confusión leve. Con el tiempo, sin embargo, la enfermedad te quita más memoria, especialmente, tus recuerdos recientes. La velocidad con la que los síntomas empeoran varía de una persona a otra.

Los cambios que la enfermedad de Alzheimer produce en el cerebro generan problemas que van en aumento y que afectan lo siguiente:

Memoria

Todos experimentan fallas de la memoria de vez en cuando. Es normal que te olvides en dónde dejaste las llaves o del nombre de un conocido. Sin embargo, la pérdida de memoria asociada con la enfermedad de Alzheimer persiste y empeora, y afecta tu capacidad para desempeñarte en el trabajo y en el hogar.

Las personas con la enfermedad de Alzheimer pueden tener las siguientes conductas:

  • Repetir afirmaciones y preguntas, y no darse cuenta de que ya hicieron la pregunta antes
  • Olvidarse de conversaciones, consultas o acontecimientos, y no recordarlos después
  • Colocar sistemáticamente objetos personales en el lugar equivocado, a menudo en lugares absurdos
  • Perderse en lugares que ya conocen
  • Finalmente, olvidarse los nombres de familiares y objetos de uso cotidiano
  • Tener problemas para identificar objetos con las palabras correctas, expresar pensamientos o participar en conversaciones

 


 

El pensamiento y el razonamiento

 

La enfermedad de Alzheimer causa problemas para concentrarse y pensar, en especial sobre conceptos abstractos, como los números.

Realizar múltiples tareas a la vez también resulta particularmente difícil, y controlar las finanzas, poner al día las cuentas y pagar las facturas en forma puntual son tareas de desafío.

Estas tareas pueden resultar cada vez más difíciles y la persona afectada puede no ser capaz de reconocer ni de trabajar con números.

 

Hacer valoraciones y tomar decisiones

Responder de manera efectiva a los problemas de todos los días, como si se quema la comida sobre la hornalla o si se enfrenta una situación imprevista mientras se conduce, termina siendo cada vez más complejo.

 

Planificar y realizar actividades familiares

Con el avance de la enfermedad, las actividades que, en algún momento, fueron parte de la rutina y que requerían el seguimiento de pasos secuenciales, como planear y elaborar una comida o jugar un juego favorito, se transforman en una dificultad. Con el tiempo, las personas con la enfermedad de Alzheimer avanzada pueden olvidarse de cómo realizar tareas básicas, como vestirse y bañarse.

 

Cambios en la personalidad y en la conducta

Los cambios que la enfermedad de Alzheimer produce en el cerebro pueden afectar el modo en que te desenvuelves y cómo te sientes. Las personas con la enfermedad de Alzheimer pueden experimentar lo siguiente:

  • Depresión
  • Apatía
  • Retraimiento social
  • Cambios de humor
  • Desconfianza de otras personas
  • Irritabilidad y agresividad
  • Cambios en los hábitos de sueño
  • Deambulación
  • Desinhibición
  • Delirios, como creer que le han robado algo

 

Muchas habilidades importantes se pierden solo en una etapa avanzada de la enfermedad. Entre ellas se incluyen la capacidad para leer, bailar, cantar, disfrutar de música antigua, realizar manualidades, practicar pasatiempos, relatar historias y evocar recuerdos.

Esto se debe a que la información, las habilidades y los hábitos que se aprendieron durante los primeros años de vida son los últimos conocimientos que se pierden a medida que la enfermedad avanza; la parte del cerebro que almacena esta información suele verse afectada en una etapa avanzada de la enfermedad.

 

Deja un comentario